Nacional

Odio eterno a la torrija moderna

Torrijas

Lo sé. ¿Cómo puedo hablar de odio eterno a la torrija moderna, cuando todos los años hago dos o tres torrijas “diferentes” a las clásicas? Pues sí, por más que lo intento cada año probando torrijas modernas como las torrijas rellenas de Nutella, las torrijas de horchata o las sorprendentes torrijas de leche y Baileys, siempre vuelvo a mis torrijas preferidas, las torrijas clásicas.

Da lo mismo que cada año me pique la curiosidad y siga probando nuevas combinaciones o usando técnicas distintas a las de freírlas, haciendo torrijas caramelizadas, al horno o al microondas. Al final, me doy cuenta de que las que más me gustan, son las torrijas más tradicionales, las que tengo ancladas a mis recuerdos de la infancia.

Las torrijas clásicas, las que de verdad me encantan, para mí son de dos tipos: las torrijas de vino, con su almíbar y las torrijas de leche, ya sean húmedas, disponiendo las torrijas sobre un baño de leche azucarada o de almíbar, o bien secas tras espolvorearlas con azúcar y canela, siendo estas últimas las que realmente son mis preferidas.

Las torrijas clásicas

1) Las torrijas de leche

Torrija Seca

Las torrijas de leche, se hacen –aquí tenéis todos los trucos– empapando pan del día anterior o pan especial para torrijas en un líquido. Lo normal es usar leche aromatizada con una cáscara de naranja, una cáscara de limón, un par de cucharadas soperas de azúcar y un palo de canela. Se lleva a ebullición y se apaga el fuego, dejando que la leche infusione durante unos minutos para que tome sabor.

1366 2000 5

Cuando está templada, la leche se usa para empapar el pan, dejando éste dentro durante unos minutos. El punto perfecto de leche dependerá del tipo de pan, si es de miga blanda o dura, etc. Una vez bien empapado el pan, se pasa por huevo batido y se fríe en aceite muy caliente.

Una vez terminada la fritura y tras escurrir en papel absorbente, las torrijas de leche se sirven en un plato hondo con más leche de la infusionada (torrijas húmedas), condimentadas con un almíbar de miel, (también húmedas) o en plato llano, tras espolvorearlas con una mezcla de azúcar y canela (secas).

Las torrijas de vino

1366 2000 6

Normalmente se hacen con pan candeal. El proceso es hacer un vino dulce con vino blanco, azúcar, las cáscaras de naranja y limón y la canela. También se puede usar vino tinto, vino dulce tipo PX o vino especiado. Una vez listo ese líquido, sumergimos en él las torrijas y dejamos que absorban hasta que el pan esté bien húmedo.

Después, -como buenas torrijas clásicas- las torrijas de vino se pasan por huevo batido y se fríen en aceite caliente. Finalmente, se suelen servir acompañadas de un almíbar de miel o de mezcla de este ingrediente con vino.

Las torrijas modernas

1366 2000

Cada año, -al margen de las torrijas novedosas que ideamos nosotros, como la receta de la torrija de horchata-, las pastelerías y los obradores de repostería suelen crear torrijas modernas. Por más que admiro su creatividad, las torrijas modernas no logran convencerme tanto como las torrijas clásicas, pese a que cada año, me animo a probar estas recetas, tanto en torrijas “modernaselaboradas por mí, como en torrijas de la carta de restaurantes y pastelerías.

Nunos

Las variaciones que suelen implantar, son cambios en el pan, preparando torrijas con pan de brioche, sobao, cruasán, pan sin gluten o cualquier otro que sea apto para aguantar el remojo y la posterior fritura o caramelización. También suele haber creatividad en los líquidos en los que se remoja el pan, que pueden ser desde infusiones, licores, zumos de frutas, otros lácteos o incluso bebidas alcohólicas.

En cuanto a la técnica, las torrijas modernas habitualmente no se fríen -quizás para reducir su carga calórica o por tendencia o moda-, sino que normalmente se hacen a la plancha o bien caramelizando la torrija con el soplete de cocina. También se pueden hacer en el horno convencional o incluso en el microondas. Lo que está bastante generalizado es que las torrijas modernas no suelen llevar huevo.

Nunoss

También es frecuente el recurso al trampantojo, haciendo torrijas que se asemejan a una tapa de morcilla o una tapa de foie, como las que podéis ver de la pastelería Nunos de la que también hemos tomado la foto del surtido de torrijas de su colección de 2013.

Finalmente, en cuanto a los acompañamientos, una torrija moderna -en especial en restaurantes- ya no es un plato sencillo, sino que se presenta decorado con otros ingredientes como por ejemplo una quenelle de helado, unos frutos rojos, hojas de hierbabuena y todo tipo de elementos accesorios. A veces hacen que nos olvidemos del origen humilde de la torrija, un plato que hoy en día se ha convertido en un plato de alta repostería en los establecimientos que nos ofrecen sus “originales” dulces de Semana Santa.

Conclusiones

Torrija Con Azucar

Evidentemente es un tema de gusto, y también un tema de curiosidad. Me pasa como con las croquetas. Me gustan tanto, que siempre las pruebo en los restaurantes porque para mí son una buena referencia sobre las habilidades culinarias del chef y me ayudan a valorar su cocina. En croquetas, también prefiero las clásicas, de pollo y jamón, de bacalao, de gambas… pero la curiosidad me hace probar las innovaciones que cada año presentan los cocineros.

Con las torrijas, me pasa lo mismo. Me gustan mucho más las clásicas, en especial las torrijas de leche presentadas en seco, con azúcar y canela, recién hechas, aún calientes… Tanto me gustan las torrijas, que intento probar otras variedades, para ver si alguna me conquista. Incluso cada año, yo mismo pruebo a hacer una o dos recetas nuevas. Así, mi relación con las torrijas modernas es de odio eterno pero con mente abierta, dispuesto a darles una oportunidad de redimirse. Entre tanto, mi elección es para las torrijas clásicas, que son las que verdaderamente me hacen feliz.

En Directo al Paladar | Torrijas de leche y Baileys. Receta
En Directo al Paladar | Torrijas rellenas de Nutella. Receta
Imágenes | Wikimedia Commons | Pastelería Nunos

También te recomendamos

El duelo entre ordenadores gaming que puede sacar las lágrimas a los nostálgicos de los 90

Torrijas de horchata. Receta dulce para sorprender

Torrijas invertidas. Receta de Semana Santa


La noticia Odio eterno a la torrija moderna fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Pakus .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *