Deporte y Salud

¿Puede un medicamento causar los mismos beneficios que hacer ejercicio?

pastilla-ejercicio

A muchos nos falta tiempo o fuerza de voluntad para hacer el ejercicio que nuestro cuerpo necesita para mantenerse en buena forma, y ambos son necesarios en mayor o menor medida. Por no hablar de aquellas personas que por lesiones, sobrepeso o cualquier otro problema físico no lo tienen fácil para moverse.

Teniendo esto en cuenta, ¿llegará el día en que podamos sustituir el deporte por una pastilla que tenga los mismos efectos? Suena futurista pero la idea no está tan lejos.

Este mismo año un grupo de científicos ha encontrado un mecanismo que activa en el cuerpo de los mamíferos una de las respuestas que se activan al hacer ejercicio. Esto podría dar como resultado un medicamento que sustituya o facilite la actividad física en aquellas personas que lo necesiten.

Piezo1 y el riego sanguíneo

La clave es una proteína llamada Piezo1, presente en las paredes de los vasos sanguíneos que van del corazón al estómago y los intestinos, y que es capaz de detectar un cambio en el flujo de sangre durante la actividad física. Los investigadores llamaron a esta proteína un sensor de ejercicio.

Cuando nos ejercitamos, el corazón envía más sangre a través del cuerpo. La proteína Piezo1 detecta el aumento de presión en las paredes de esas arterias, y altera ligeramente su actividad para contraerlas. Así reduce el riego hacia órganos que no lo necesitan en ese momento, dejándolo libre para que llegue al cerebro y los músculos.

Se trata de un importante avance porque identifica por primera vez uno de los mecanismos biomoleculares con los que el cuerpo responde al ejercicio. Si es posible activar esa respuesta de otras formas, los científicos creen que pueden conseguir que los beneficios del ejercicio se desencadenen en otros momentos.

ejercicio-pastilla-deporte

Más rendimiento, menos peso, mejor control del azúcar

No son los primeros en buscar un mecanismo alternativo para alcanzar los beneficios del deporte. Otro equipo de científicos, unos meses antes, anunció nuevos resultados sobre un medicamento que no solo aumentaba el rendimiento de los deportistas, sino que también aportaba algunos beneficios añadidos, como coger menos peso o controlar mejor los niveles de azúcar en sangre.

El medicamento lleva el nombre profesional de GW501516 y anteriormente ha demostrado servir para aumentar los niveles de estamina y acelerar la quema de grasa. En un experimento con ratones, demostró que afectaba a unos 1.000 genes, activando unos y silenciando otros.

Algunos de ellos están relacionados con la conversión de azúcar en energía, lo que podría explicar el aumento del rendimiento deportivo, ya que posterga el momento en el que un bajón de azúcar produce una sensación de cansancio extremo, algo que hasta ahora solo era posible conseguir entrenando lo suficiente.

Debates y dilemas

Los beneficios psicológicos, entre otros, difícilmente podrán venir de la mano de una pastilla

Estos avances y descubrimientos abren un interesante debate ético. Por ejemplo, cuál debe ser su relación con el deporte profesional y los que lo practican. Algunos de ellos han sido prohibidos en competiciones oficiales, como los Juegos Olímpicos, ya que al fin y al cabo se trata de un tipo de dopping.

Por otro lado, como explicábamos aquí, los cambios físicos y metabólicos no son los únicos efectos del ejercicio en nuestro cuerpo. Los beneficios psicológicos, entre otros, difícilmente podrán venir de la mano de una pastilla.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Pastillas del ejercicio: ¿utopía o realidad?

También te recomendamos

¿Qué implica el cambio de sede social de una empresa y cómo se realiza?

Madre fitness que entrena a la vez que juega con sus cuatro hijos

Efecto nocebo, la cara menos conocida del efecto placebo


La noticia ¿Puede un medicamento causar los mismos beneficios que hacer ejercicio? fue publicada originalmente en Vitónica por Rocío Pérez .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *