Nacional

Mantequilla: ¿existe alguna más saludable?

Butter 1449453 1280

Las mantequillas son desde hace mucho tiempo, consideradas alimentos de muy mala calidad nutricional debido a su alto contenido en grasas saturadas. Sin embargo, las grasas saturadas ya no se consideran causantes de enfermedades y en el mercado encontramos variedad de opciones, por eso nos preguntamos, dentro de todas las mantequillas disponibles, ¿existe alguna más saludable?

Los nutrientes y calorías de diferentes mantequillas

Para conocer con profundidad las diferentes mantequillas que encontramos en el mercado y dar una respuesta con fundamento al interrogante del titular, hemos analizado las distintas alternativas en cuanto a nutrientes y calorías por cada 100 gramos.

Dado que las mantequillas son mayormente grasas y que todas por lo tanto son concentradas en calorías, en la siguiente tabla te mostramos la proporción de grasas saturadas (que permite deducir la cantidad de grasas insaturadas) que ofrecen las diferentes opciones por cada 100 gramos además de su contenido de sal:

Mantequillas Calorías Grasas totales Grasas saturadas Sal
Pascual 745 82 g 51 g 0,3 g
ATO 742 82 g 55,4 g 0,9g
Hacendado sin sal 745 82 g 53,5 g 0,03 g
Hacendado con sal 737 81 g 55 g 0,8 g
CL Asturiana tradicional 742 82 g 55,3 g 0 g
CL Asturiana ligera 370 40 g 26 g 1,5 g
Hacendado Light 372 41 g 27 g 2,56 g
Arias 753 85 g 59 g 0,03 g
Arias extra ligera 214 20 g 12,7 g 0,03 g
DIA 742 82 g 55,3 g 0,08 g
Kaiku 745 82 g 51 g 0,02 g
Frico sin sal 744 82 g 58 g 0 g
Frico con sal 744 81 g 57 g 1 g
Eroski 3/4 555 61 g 42 g 0,6 g
Reny picot tradicional 744 82 g 54 g 0,05 g
Reny picot sin sal 745 82 g 54 g 0,05 g
President con sal 725 80 g 55 g 2 g
President sin sal 743 82 g 57 g 0,03 g

Las mantequillas son grasa láctea en su mayoría y por lo tanto, las opciones tradicionales concentran un 82% de grasa como mínimo, si poseen entre 60 y 80% de grasa se las denomina mantequillas 3/4 y semi mantequilla si poseen aun menos grasas, éstas últimas son las llamadas mantequillas light o ligeras.

Butter 1920670 1280

Las grasas de las mantequillas

Las grasas de las mantequillas son siempre en su mayoría saturadas, sobre todo porque la grasa láctea que debe ser el ingrediente básico de las mismas posee esta composición.

En las mantequillas light o ligeras puede reducirse debido a que se reduce el porcentaje de grasa total del producto y como consecuencia su aporte energético.

Las grasas saturadas fueron las acusadas, durante mucho tiempo, de las enfermedades cardiovasculares y los altos niveles de colesterol en sangre. Sin embargo, ni el colesterol que comemos tiene gran influencia en los niveles que poseemos en sangre ni las grasas saturadas pueden responsabilizarse de las enfermedades cardiovasculares. De hecho, el último consenso sobre el consumo de grasas para la población española no establece límite para su consumo.

1366 20001

Por lo tanto, si bien deberíamos priorizar la ingesta de grasas insaturadas y no abusarnos de este nutriente para no desequilibrar la dieta, las mantequillas con 82% de grasa total son igualmente de aceptables que las light o ligeras, aun siendo principalmente grasa saturada.

Por supuesto, si buscamos menos calorías optaremos por las opciones reducidas en grasas como mantequillas 3/4 o semi mantequillas.

Grasas vegetales: no son mantequilla

Si en el listado echas de menos las mantequillas con aceite de oliva o con otras grasas vegetales, siempre es importante recordar que las “mantequillas” que no poseen grasa láctea de origen animal no son en realidad mantequillas sino más bien margarinas que merecen una mención aparte, dado que su composición cambia radicalmente.

Si hablamos de mantequillas, siempre hablamos de derivado lácteo y de grasas saturadas por lo tanto, aunque podemos encontrar en su listado de ingredientes otros añadidos como estabilizantes o emulsionantes, sobre todo usados en las mantequillas con menor aporte graso, la realidad es que las grasas vegetales o las mezclas de grasa láctea y aceites vegetales no son en realidad mantequillas, sino margarinas.

Butter 1188059 1280

La sal de las mantequillas

En el análisis nutricional realizado incluimos la proporción de sal por cada 100 gramos, pues las mantequillas suelen poseer gran cantidad de este ingrediente que en exceso puede perjudicarnos.

A excepción de las mantequillas sin sal, estos productos poseen un elevado contenido de sal y por lo tanto de sodio que la OMS recomienda limitar a cantidades de 5 gramos y 2300 mg diarios o menos, respectivamente.

Un exceso de sal o de sodio no sólo puede elevar nuestra presión arterial sino también, promover un consumo excesivo de calorías, desmineralizar huesos y otras consecuencias negativas, de allí que siempre las mejores mantequillas serán aquellas con menos sal en su composición.

26727925641 C195220c47 B

Las mantequillas más saludables

Si bien podríamos pensar que ninguna mantequilla es saludable por su alta proporción de grasas saturadas, la realidad es que su consumo no se vincula a mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Por el contrario, las mantequillas pueden tener 0% grasas trans mientras que las margarinas suelen poseer una mayor proporción de este nutriente que perjudica la salud.

Además, las mantequillas ofrecen naturalmente vitamina A y D al organismo que es propio de la grasa láctea, por lo tanto, no podemos decir que las mantequillas son alimentos insanos sino que escogeremos siempre en función de nuestras necesidades aquellas con más o menos grasas y calorías.

Siempre con moderación y en el marco de una dieta equilibrada, las mantequillas pueden ser consumidas pero recuerda que las opciones más saludables son aquellas sin sal añadida.

Imagen | Pixabay y Torbakhopper

También te recomendamos

Así es la odisea tecnológica que vive un smartphone antes de llegar a tus manos

¿Cuánto aceite de palma tienen nuestras galletas favoritas?

Galletas shortbread rápidas. Receta exprés de las deliciosas pastas escocesas


La noticia Mantequilla: ¿existe alguna más saludable? fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Gabriela Gottau .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *