Tecnología

Xiaomi Mi6, análisis: sigue costando la mitad pero ahora tiene muchos más atractivos

Xiaomi Mi6 review en español

El Xiaomi Mi6 es el terminal de referencia del fabricante chino para competir con la gama alta ofreciendo un precio mucho más atractivo, incluso de la mitad en algunos casos. Con componentes de primera, hemos analizado su funcionamiento para comprobar qué secretos esconde su estupenda relación calidad-precio.

Xiaomi se hace adulto sin dejar de inspirarse

Tras el Mi Mix, a nivel de diseño el Xiaomi Mi6 suponía un reto que la marca china ha resuelto con muy buenas maneras. Hay quien se queja de que sea quizás un paso atrás respecto a lo logrado con ese terminal sin marcos, pero fijaos en el precio y valorar. Con la versión de 64 GB costando sobre los 430 euros, había que volver a un diseño más clásico.

Dicho esto, estamos ante un terminal muy atractivo visualmente, especialmente en el acabado negro, con los detalles muy bien pensados y rematados , mucho más que en otros gama alta de Xiaomi que he probado. La exquisitez que he alabado de Xiaomi como ensamblador creo que queda muy bien complementada en este Xiomi Mi6 en el acabado. Ya encontramos un punto de madurez y solidez en las ideas.

Xiaomi no duda en tomar prestadas líneas de diseño de otras marcas. Al menos hay que alabarle que lo haga basándose en los mejores, principalmente HTC y Apple

Sin embargo el Xiaomi Mi6 no es un smartphone con personalidad propia. De aquí y allá recoge ideas, guiños y copias literales de elementos que de entrada nos recuerdan principalmente a Apple y HTC. Al menos hay que alabarle a Xiaomi que cuando tiene que copiar un diseño, se fija en los mejores.

En mano el Xiaomi Mi6 es muy agradable gracias a las líneas muy suaves que adornan el diseño del terminal en todas sus dimensiones. Frontal, trasera, laterales … la cuva muy sutil no deja un solo lugar agresivo ni a la vista ni al tacto. Para mi es el mejor terminal de Xiaomi en este aspecto.

Xiaomi Mi6 review

Esa delicadeza en el diseño y las líneas se acompaña con una elección acertada en el material: aluminio para el marco y cristal para la trasera. El acabado queda especialmente bien rematado con la trasera de cristal, y en estos días de uso no me ha parecido un acabado especialmente sucio. Me he enfrentado a otros acabados de cristal en la trasera que a los pocos segundos ya necesitaban un repaso y limpieza a fondo. Y por cierto, la doble cámara, de la que hay mucho que decir, no sobresale nada en el diseño pero me parece que está demasiado en el borde.

En estos días con el Xiaomi Mi6 como smartphone principal, la combinación de esas líneas suaves y ese material es agradable pero quizás me deja más sensación de fragilidad. Es en teoría y basado en mis sensaciones personales, porque usándolo de forma intensiva, el acabado permanece intacto.

Lo que sí que me parece de este Xiaomi Mi6 es que resulta rebaladizo. Tanta curva y cristal tiene esos inconvenientes, así que echo bastante de menos más agarre. Incluso sobre la mesa patina con bastante facilidad.

Un detalle que se agradece es la inclusión en el paquete del Xiaomi Mi6 de una funda de material flexible, parece silicona, bastante básica y de calidad justa pero que no resta apenas al diseño y experiencia en mano con el terminal pero con el que ganamos una seguridad y agarre necesario para el día a día.

El Xiaomi Mi6 tiene el mejor diseño de un gama alta de la compañía (si obviamos el Mi Mix), pero es resbaladizo y pesado en mano

En la parte de dimensiones, el Xiaomi Mi6 no está mal. Pero solo eso. Su grosor está por debajo de los 8 mm y el peso es de 168 gramos, lo que en conjunto y siendo relativamente compacto nos transmite idea de bastante peso al compararlo con otros terminales de dimensiones de pantalla similar.

Xiaomi Mi6 con funda

Respecto a la pantalla, yo es que soy muy de diagonal de 5 pulgadas, así que por ahí me han conquistado a la primera. Lo que ya no tengo tan claro es que en aprovechamiento del frontal hayan conseguido unas buenas cifras. Aquí pondría una de las líneas de corte respecto a los gama alta de referencia y mucho más caros que este Mi6.

Sin puerto de auriculares pero con (algo de) resistencia al agua

No hay muchas sorpresas en las conexiones físicas de este Xiaomi Mi6. En el marco superior tenemos sensor de infrarrojos, la zona extraíble para la microSIM (nada de microSD en este diseño, ojo) en la parte izquierda, altavoz, cámara secundaria y notificador LED en la parte superior del frontal, los controles de volumen y bloqueo del terminal en la parte derecha (echo en falta algo de textura en el botón de encendido para diferenciarlo), y en el marco inferior el botón de inicio, que no es físico sino capacitivo y que nos da una respuesta en forma de vibración.

El Xiaomi Mi6 remata un gran diseño y acabado con resistencia a salpicaduras, lo que nos da un extra de seguridad que todos deberían ofrecer. Pero cae en la trampa de eliminar el puerto de auriculares

En ese botón se esconde como era de esperar el sensor de huellas y que no se encuentra colocado a ras del cristal protector de la pantalla. Este detalle es de los que os hablaba antes, cuidado al máximo. Al sensor lo acompañan en los laterales los botones capacitivos para Android que quedan referenciados simplemente por dos pequeñas luces blancas.

Mi6 Xiaomi contenido de la caja Xiaomi ha eliminado el puerto de auriculares pero tiene el detalle de incluir un adaptador de serie

El funcionamiento del sensor de huellas es muy bueno. La lectura de la huella la realiza de forma casi instantánea, y no hace falta pulsar el botón.

Como puerto de conexión encontramos un USB-C flanqueado por dos altavoces de sonido elemental y nada destacable ni por calidad ni por potencia (aunque en realidad es uno solo, el derecho, pues el izquierdo es de atrezzo). El sonido del Xiaomi Mi6 es estéreo pero gracias al altavoz de la parte superior.

Puerto USB-C En la parte inferior está el puerto USB-C y lo que parecen dos altavoces. Pero uno es de “pega”

Pese al grosor del terminal, Xiaomi ha eliminado el puerto de auriculares y ahora nos obliga a usar un adaptador (que viene incluido en el paquete) para usar con nuestros auriculares clásicos. Que cada cual decida si era algo necesario pero a mi no me lo parece en absoluto y hemos visto este mismo año modelos mucho más delgados y con batería de gran capacidad que lo han mantenido.

La sorpresa o buena noticia en el diseño de este Xiaomi Mi6 es que el fabricante chino ha incluido de manera oficial protección contra salpicaduras de agua. No podremos usarlo en la piscina, algo que por otro lado tampoco recomiendan los terminales que tienen un perfil de protección más alto, pero creo que nos sirve. Podemos cogerlo con las manos mojadas y si hay algún accidente con agua de por medio, estamos algo más tranquilos. Qué menos que esto.

Pantalla solvente que da lo mejor en exteriores

Xiaomi ha ido a lo seguro con la pantalla de su nuevo Mi6 en todos sus apartados. Y creo que ha acertado en todas sus decisiones. Otra cosa es que pueda competir con lo mejor del mercado, que ya os adelanto que no es así. Pero vayamos por partes.

Lo primero, la diagonal. Son 5,15 pulgadas, tamaño que personalmente me encanta y que cubre un sector del mercado que se encontrará cómodo con ella. Como resolución no hay novedad en el frente y Xiaomi también se muestra conservadora y no sube más allá de los 1080p que casan muy bien con un terminal de 5 pulgadas, dándonos suficiente nitidez (426 ppp) y asegurando una respuesta más que óptima en rendimiento global del teléfono y autonomía. Mi6 pantalla

Lógicamente un terminal con panel de más resolución, 2K por ejemplo, nos da más nitidez y resulta más adecuado para determinadas tareas como reproducción multimedia o realidad virtual. Pero insisto: a este precio y con el púbico objetivo que creo que tiene el Xiaomi Mi6, la experiencia es satisfactoria. Vamos ahora con el panel.

La tecnología detrás de la pantalla de Xiaomi Mi6 es IPS, y nos deja bastante calidad global. No podemos hablar de una pantalla que no responda a lo que pagamos por ella, pero no se aleja mucho de la que vemos ya desde hace tiempo en smartphones incluso de precio menor. Si vamos más allá, en a pantalla del Xiaomi Mi6 echamos en falta algo más de profundidad y fidelidad de color, así como contraste, que son los puntos donde notamos la diferencia con terminales de gama alta de este año de los mejores fabricantes. Pnatalla del Mi6

Tampoco hay nada relacionado con HDR, otra de las diferencias con terminales más caros. Estamos hablando de extras que aportan (especialmente a primera vista) pero no son tan determinantes para el gran público por ahora.

La pantalla del Xiaomi Mi6 ofrece una calidad correcta para su precio, destacando mucho en brillo y exteriores, pero no alcanza a las mejores pantallas del mercado en aspectos premium como densidad de píxeles, espacio de color o compatibilidad con contenidos HDR

Los ángulos de visión son buenos (apenas pierden en luminosidad) y el contraste, justo. En la unidad que nos ha tocado probar no he encontrado fallos aparentes a primera vista. Si nos fijamos y analizamos datos, la pantalla peca de tonos azulados cuando deberíamos ver un blanco puro.

La patalla del Xiaomi Mi6 no podemos afirmar que sea llamativa pero tampoco resulta excesiva. Contamos con diferentes perfiles para configurarla si así lo preferimos. El modo automático es el que mejor me ha parecido pese a ser más fría. Los otros tienden a añadir más temperatura de color pero a costa de empeorar otros apartados como el contraste.

Lo mejor de la pantalla del Xiaomi Mi6 es el brillo, muy alto (600 nits), pero también con un valor mínimo muy reducido para el uso por la noche. No muchos terminales pueden presumir de estas cifras. Ese estupendo brillo le beneficia en exteriores, donde gana bastante visibilidad, lo que unido a una buena reducción de reflejos, hace de este Xiaomi Mi6 probablemente el mejor smartphone en exteriores de los que montan paneles IPS. Xiaomi Mi6 screen

Lástima que en mis días con el Xiaomi Mi6 me haya topado con un fallo bastante molesto: el sensor de luminosidad no responde nada bien, si es que logramos que lo haga, y reacciona o caóticamente o cuando manualmente tocamos el potenciómetro de brillo y se da cuenta de que tiene que actuar.

En el día a día este comportamiento errático me ha resultado muy molesto, y tanto durante el día como especialmente por la noche, tenía que ir ajustando todo el tiempo el brillo manualmente.

Por último, una novedad en la pantalla de este Xiaomi Mi6 es la protección contra la fatiga ocular, tan de moda como de dudosa realidad. Como otras marcas, Xiaomi incluye un modo pensado para usar por la noche que reduce la emisión de luz azul, resultando a la vista en un tono más cálido. Podemos aplicarlo de forma automática según la hora o manualmente, configurar su intensidad o indicar qué aplicaciones usan este modo. Bastante completo en todo caso.

Derroche de cifras para un funcionamiento fluido

Un nuevo gama alta de Xiaomi no significa otra cosa que mostrar músculo en la parte de especificaciones puras. Lo viene haciendo así el fabricante chino desde sus inicios. Es parte de su estrategia: ensamblar al mejor precio componentes de primeras marcas. Así pues, al enfrentarnos a la ficha técnica de este Xiaomi Mi6, todo lo que nos encontramos huele a potente y a lo último del mercado.

Xiaomi Mi 6

Procesador

Qualcomm Snapdragon 835

RAM

6 GB LPDDR4X RAM

Almacenamiento

64GB, 128GB (no ampliables)

Pantalla

5,15 pulgadas FHD

Batería

3350 mAh

Cámara principal

Doble cámara: 12MP + 12 MP (zoom óptico 2x), estabilizador 4 ejes

Conectividad

USB Type-C (no jack de audio), Wi-Fi Dual

Precio

430 euros

Destacamos de sus componentes por supuesto el procesador, todo un Snapdragon 835 (64 bits, ocho núcleos y GPU Adreno 540), el cual va reforzado por 6 GB de RAM, que es una cifra que asombra en los escaparates y webs pero que, visto lo visto, al final no consigue diferenciarse demasiado del rendimiento de equipos con menos memoria RAM. Al menos en MIUI 8, con solo unas cuantas aplicaciones abiertas ya acabamos con esa memoria.

Hubiéramos preferido más optimización (hemos sufrido calentamientos excesivos que solo solucionábamos con un reinicio) pero sobre todo una memoria interna que pudiera ampliarse con tarjetas microSD. Es algo que marcas como Xiaomi han sabido usar para diferenciarse pero de lo que se olvidan pronto. El modelo que hemos probado es el básico, con unos muy buenos 64 GB para el precio del equipo (quedan para el usuario 55 GB nada más encenderlo), contando además con una versión con capacidad de serie de 128 GB.

El día a día con el Xiaomi Mi6 es el esperado. Salvo algún cuelgue ocasional con MIUI, el sistema va muy fino, ejecutando con fluidez las aplicaciones, juegos y todo lo que le pongamos por delante. Sin embargo, con esa pantalla FullHD y los 6 GB de RAM, en estos días no me he quedado con la experiencia de que sea una bestia de rendimiento como apuntan las cifras y condiciones. Ni mucho menos se nota la diferencia entre el rendimiento más allá de benchmarks con los Snapdragon del año pasado. Y eso que los 10 nm apuntaban a pequeña gran revolución en el mundo del smartphone.

Más batería, misma autonomía

Dos son las novedades que nos trae el Xiaomi Mi6 en el apartado de batería. Y las dos son bienvenidas. Por un lado tenemos una capacidad mayor que en la del anterior gama alta de la misma familia, en total, 3345 mAh. Esa cifra me ilusiona de entrada habida cuenta del procesador y pantalla, tanto por tamaño como por resolución; y en los datos del benchmark de PCWork nos deja una cifra interesante: cerca de 9 horas.

Pese a la capacidad de la batería, tipo de pantalla y procesador, la autonomía del Xiaomi Mi6 se queda en correcta cuando podría haber marcado diferencias. ¿Falta de optimización en el software?

Sin embargo, esos pilares no sostienen la experiencia con la batería del Xiaomi Mi6 en el día a día. Con unas 6 horas de pantalla por carga, al final llegamos con poco más del 20% de batería restante al final del día sin ser excesivamente exigentes en el uso, cuando esperábamos obtener una clara ventaja en este punto respecto al resto de gamas alta del mercado. He notado que si bien con la pantalla activa el Xiaomi gestiona bien el consumo, en modo de espera, quizás por procesos en segundo plano mal gestionados (y que nos han provocado tener que reiniciar el terminal varias veces por calentamiento excesivo sin motivo), no podemos ir mucho más allá de día de uso. Xiaomi Mi6 análisis

En la información y control que MIUI 8 nos da para mejorar la autonomía, curiosamente uno de sus puntos positivos debería ser ese: comprobar qué consume más energía o “matar” procesos en segundo plano ineficaces. Pero no hemos encontrado consistencia para resolver este problema. Ahí hay margen de mejora que podría llegar con una actualización del sistema operativo.

La pequeña decepción en cuanto a la batería se compensa con la segunda novedad: carga rápida QuickCharge 3.0 (pese a todo no es la última generación de carga rápida de Qualcomm), que nos ha funcionado bastante bien. Los más de 3300 mAh de batería se cargan en poco más de una hora y media, y el primer 50% lo hemos conseguido medir en menos de 30 minutos con el cargador incluido.

En conectividad, el Xiaomi Mi6 es veloz y completo salvo por la no compatibilidad con la banda de 800 MHz y la ausencia de radio FM, por si la estabas buscando. Las llamadas se escuchan bastante bien y no hemos tenido problemas usando LTE en España.

Los Xiaomi no son teléfonos chinos: son para China

Con unas cifras de ventas que ya no crecen al ritmo esperado, Xiaomi sigue centrado en su mercado nativo, China, donde sí que es fuerte. Entendible pues que su personalización sobre Android 7.1 incluya servicios, aplicaciones y avisos que solo tienen que ver con China. Nosotros hemos probado el terminal con ROM local que incluye solo el idioma inglés y chino. La traducción es incompleta y nos ha resultado un suplicio configurar el terminal para funcionar en España.

xiaomi-mi6-interfaz

image01 image01 image01 image01

Hacerse con un Mi6 requiere de un acto de fe y mucha paciencia. Incluso para usuarios avanzados, la tarea de instalar y hacer funcionar Google Play y varios de los servicios de la compañía que son básicos para usuarios Android en occidente, es ardua y desesperante. Algo a tener en cuenta si quieres cero complicaciones. Dependerá de en qué tienda compres el terminal, llegará con ROM global o no. Aquí haz todo lo que puedas porque así sea. Pero incluso modelos de Xiaomi Mi6 con ROM Globales presentan las mismas dificultades que os cuento.

Recién llegado al mercado, configurar el Xiaomi Mi6 sin ROM global como si viniera de occidente es toda una odisea que puede hacer perder la paciencia incluso a un usuario ducho en Android

Como puntos muy positivos de esta capa de Xiaomi hay que reconocer su política de actualizaciones y mejoras, que es constante, así como el control, posibilidades y personalización que admite. Me quedaría con los servicios Dual Spaces y Dual Apps. La segunda es muy cómoda para gestionar varias cuentas de servicios como Facebook o Whatsapp en el mismo terminal. Y la primera nos deja tener casi dos terminales diferenciados en el mismo, pudiendo acceder a contactos, imágenes y demás apps y servicios introduciendo una contraseña diferente al desbloquear el terminal.

Img 0404

Pero MIUI 8 no es definitivamente una capa con la que cualquier usuario se vaya a sentir cómodo. Estar pendiente de la salida de una ROM, hacer malabarismos para que todo esté funcional y otros inconvenientes que nos hemos encontrado requiere una determinación completa, al menos con un terminal recién salido al mercado. Con el tiempo, podría ser más válido.

Zoom 2X para una cámara que sube de nivel

El gran punto fuerte del Xiaomi Mi6 más allá del diseño, y donde creo que también ha alcanzado una madurez y nivel dulce yo diría que es la cámara. Tras varios modelos en que no se sabía qué quería Xiaomi con su cámara, este Mi6 va a lo seguro y replica la cámara doble del iPhone 7 Plus que incluye el zoom óptico de 2 aumentos.

Un zoom 2X más que solvente y una mejora sustancial de las fotografías con poca luz nos dejan ante el Xiaomi que mejor fotos ha hecho nunca

En el Xiaomi Mi6 encontramos dos cámaras de 12 MP cada una de ellas, pero con configuraciones diferentes. La principal se compone de sensor Sony IMX386 con apertura f1.8, píxeles de 1.25µm y distancia focal equivalente de 27 mm. En esta cámara también hay OIS de 4 ejes. En cuanto a la segunda cámara, su distancia focal es de 56 mm, con f2.6 y píxeles más pequeños: 1.00µm. Esas peculiaridades de la cámara 2X, unido a que no lleva OIS en este elemento, marca lo que podemos hacer con ella y bajo qué condiciones.

Img 20170527 211035 Hdr

¿Y cómo se traduce esa ficha técnica fotográfica en la realidad? Pues muy bien. No tengo dudas de que es el teléfono de Xiaomi que mejor cámara ofrece y ya podemos decir incluso que entraría en el top5 actual en bastantes situaciones. El Xiaomi Mi6 mantiene el buen nivel fotográfico con condiciones de luz favorables que habíamos comprobado en generaciones anteriores.

Montajefotos

Las imágenes son ricas en detalle, colorido y rango dinámico. De lo que menos satisfecho he quedado os tengo que hablar del HDR, que salva alguna situación pero a cambio de perder definición y no reducir bien ruido que puede presentarse incluso en escenas de buena luz.

La cámara es también rápida tanto enfocando como disparando, y la interfaz de la cámara, aunque no es mi preferida, es completa y permite pasar a diferentes modos de manera rápida, disponiendo de opciones como el HDR o la compensación de la exposición a un solo toque.

xiaomi-mi-6-muestras-de-fotografias-tomadas-con-su-camara

image01 image01 image01 image01

Entre los controles manuales disponibles encontramos los de balance de blancos, enfoque, tiempo de exposición o sensibilidad. No hay sin embargo opción de guardar las imágenes en RAW ni tampoco variar la resolución, aunque Xiaomi nos da la oportunidad de variar otros apartados como el contraste, saturación o nitidez, algo que mejor dejamos de manera automática.

Img 20170527 194713 Hdr

Hasta aquí podríamos estar hablando de un terminal de Xiaomi de años anteriores sin problema. Sin embargo, el gigante chino eleva su propuesta con una mejora importante en las imágenes con poca luz y la inclusión de una segunda cámara capaz de ofrecer el modo más interesante que hasta ahora de esa cámara por partida doble: el zoom óptico de dos aumentos.

Zoom2xxiaomimi6

Como pasa en el iPhone, por sus características (tamaño del sensor, apertura o ausencia de OIS), los resultados son buenos cuando hay suficiente luz. Entonces conseguimos acercamientos interesantes a objetos o personas con un buen desenfoque de fondo (no llega al nivel del iPhone en mi opinión). Ya depende del ojo fotográfico de cada uno sacarle más partido, pero el sistema de doble cámara con zoom 2X es la implementación más aprovechable día tras día y la que mejor resultado da al usuario.

Recorteinteriornoche
r de la experiencia satisfactoria con la cámara del Xiaomi Mi6 la obtuvimos por la noche. Es cierto que sus resultados no están a la altura de un Galaxy S8+ o sobre todo un Pixel de Google, pero hay un salto de calidad y evolución que agradecemos a Xiaomi. Hasta este Mi6, la cámara de sus smartphones podríamos denominarla como correcta. A partir de ahora es un valor que suma y del que no tiene que avergonzarse.

Cuando la luz es escasa, el Xiaomi Mi6 es capaz de resolver la mayoría de situaciones con bastante solvencia. El sistema de estabilización de 4 ejes unido a una luminosidad grande no requiere tirar de una excesiva ISO, por lo que sin que nos trepide la escena, Xiaomi puede controlar el ruido generado. La mejora de la cámara del Xiaomi Mi6 está precisamente en esa ventaja técnica que en la capacidad de procesado para eliminar ruido. En varias de las tomas que os muestro hay situaciones con ruido muy evidente y degeneración de la escena final, incluso movidas. Pese a la mejora, es recomendable mantenerse estable y tirar fotos con calma para sacar todo el partido a esta cámara.

Por último hay que hablar del modo de vídeo, que admite grabación 4K de manera bastante solvente.

Xiaomi Mi6, la nota y opinión de Xataka

Tras un año 2015 de récord, Xiaomi parece estar afrontando un momento más complejo en cuanto a ventas y competencia. Hace dos años ni había tanta compañía competidora en su propio terreno ni los gama media de los gigantes eran de tanto nivel. Ante ese panorama, ofrecer de lo mejor del mercado en hardware con un diseño atractivo a un precio de coste le funcionó. Recordemos que el objetivo de la compañía no es ganar dinero con smartphones sino crear marca y vender productos de un catálogo que incluye hasta toallas. Ahí es donde sacan beneficios. Img 0394

Este Xiaomi Mi6 es una respuesta de la compañía para pasar a un siguiente nivel en el que no solo el precio sea lo que interese. O en lo que destaque. Manteniendo su alto nivel como ensamblador de los mejores componentes, este terminal añade un diseño de nivel (hay mejoras posibles en las dimensiones) que incluye resistencia a las salpicaduras y una cámara de un nivel bastante alto. Destaca muy especialmente la segunda cámara que habilita un zoom óptico 2X.

La diferencia con los gama alta de este 2017 de más nivel también está clara: innovaciones en el diseño (tema de marcos tan de moda) y calidad/resolución/tamaño de pantalla. Ahí el Xiaomi Mi6 queda por detrás claramente.

Este Xiaomi Mi6 ya no solo llama la atención por su relación calidad/precio. Ofrece suficiente calidad en casi todos sus apartados como para no fijarse en la etiqueta del precio, algo que antes no ocurría

En nuestra prueba nos ha faltado apreciar más optimización para que rendimiento o batería ofrecieran todo lo que deberían. Y no hay que olvidar que, pese a sus posibilidades o que contemos con ROM Global, MIUI no ha sido pensado para usar fuera de China. Pero el precio manda y para un cierto sector de usuarios resulta irresistible. Pese a las pegas.

8,6

Diseño9,25
Pantalla
9
Rendimiento9
Cámara9
Software7
Autonomía8,5

A favor

  • El mejor diseño de un Xiaomi no exclusivo
  • La cámara, tanto por el zoom 2X como por el comportamiento general
  • Pantalla con gran brillo y visibilidad en exteriores
  • Diseño resistente a las salpicaduras
  • Excelente relación calidad-precio

En contra

  • Incluso con la ROM Global, MIUI es una capa pensada para China
  • Algo pesado en mano y resbaladizo
  • Rendimiento y batería por debajo de lo esperado
  • Pantalla por debajo de las mejores del mercado
  • No hay ranura microSD para ampliar la memoria interna

También te recomendamos

Mi Mix, análisis: un magnífico concepto que Xiaomi convirtió en realidad, ¿quién copiará a quién?

Xiaomi Mi Mix tras un mes de uso: la imperfecta perfección

¿Cuánto se ahorra con un coche eléctrico?: 3 usuarios reales sacan la calculadora


La noticia Xiaomi Mi6, análisis: sigue costando la mitad pero ahora tiene muchos más atractivos fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *