Tecnología

Por qué Marvel quiere que los Inhumanos sean sus nuevos X-Men

inhumans

‘Los Inhumanos’, la nueva serie de televisión ambientada en el Universo Marvel, aterriza en nuestras pantallas estos días (Movistar +) generando unas expectativas cambiantes dependiendo a quién le preguntes. Emitidos los dos primeros episodios en cines IMAX en Estados Unidos a principios de septiembre, no se puede decir que el experimento fuese un fracaso de taquilla pero sí, rotundamente, que, antes de que aterrice en las pantallas españolas, a este nuevo proyecto le han caído palos por todas partes.

Hay incluso quien aventura que esta será la única temporada de la serie, aunque ni siquiera esto está claro.

Al lector de cómics que se mantiene al día con la azarosa actualidad marveliana, el hecho de que ‘Los Inhumanos’ se hayan convertido en la nueva apuesta televisiva, después de serlo también durante los últimos años, quizás no le pille de sorpresa.

Al marvelita de antaño y a los nuevos creyentes de la religión Marvel sí les llamará la atención que a unos personajes tradicionalmente detentores de un rol más bien secundario les apunten, repentinamente, casi todos los focos de la Casa de las Ideas, adelantando por la izquierda a quienes, durante años han sido los niños mimados de la editorial: los X-Men y todo su entorno mutante.

¿Qué es lo que ha llevado a los propietarios de Lobezno, Tormenta y Rondador Nocturno a tornar sus favores hacia personajes como Rayo Negro Medusa y Karnak? Permanezcan en sintonía, en un momento reuniremos algunas claves, pero antes…

¿Quiénes son y de dónde salen los Inhumanos?

La Familia Real de los Inhumanos aparece por primera vez a mediados de la década de los años sesenta del siglo pasado en las páginas de la serie regular de los ‘Cuatro Fantásticos’. Stan Lee y Jack Kirby imaginaron a una familia de personajes superpoderosos residentes en la ciudad de Attilan, que ha estado situada en diversas ubicaciones a lo largo de los años.

Los Inhumanos están liderados por Rayo Negro, un monarca silencioso cuya voz resulta terriblemente destructiva, y son Medusa, Gorgon, Crystal, Maximus, Tritón, Karnak y el ser canino Lockjaw. Esta familia secreta ha coincidido a lo largo de los años con héroes Marvel como los Cuatro Fantásticos, Estela Plateada, los Vengadores, los X-Men o Daredevil. Medusa y Crystal han llegado a ser miembro de los Cuatro Fantásticos. La segunda incluso llegó a formar parte de los Vengadores.

inhumanos

Tras apariciones esporádicas en títulos ajenos y un serie regular a finales de los setenta que duraría tan solo una docena de números, los Inhumanos son prácticamente olvidados durante casi todos los años ochenta y gran parte de los noventa.

Más allá de apariciones esporádicas y also starrings, sólo una excelente novela gráfica con guión de Ann Nocenti y dibujo de Bret Blevins en 1988 de la que casi nadie se acuerda y, sobre todo, una serie de 12 números escrita por Paul Jenkins y dibujada por Jae Lee en 1998, hacen algo de justicia a unos personajes que siempre dieron la impresión de poder dar mucho más de sí.

Tras apariciones esporádicas en títulos ajenos y un serie regular a finales de los setenta que duraría tan solo una docena de números, los Inhumanos son prácticamente olvidados durante casi todos los años ochenta y gran parte de los noventa

Jenkins y Lee lograron a través de sus Inhumanos, premiados con un premio Eisner a la mejor serie, sacar a la luz unas posibilidades narrativas que siempre habían estado ahí pero nunca se habían acabado de aprovechar. El guionista británico juega con elementos como la politica ficción, conflictos de clases y la xenofobia acercando, efectivamente, a los personajes y su entorno a los convulsos albores del siglo XXI, ayudado por el dibujo ambiental y detallado de un Jae Lee en el que probablemente sea el trabajo más completo de su trayectoria.

Es muy posible que alguien viese en esta interpretación de los Inhumanos el potencial de crear un fenómeno similar al de los X-Men para este siglo XXI teniendo que cargar, además, con un legado mucho menos pesado que el de los mutantes.

¿Qué pintan los X-Men (y los Cuatro Fantásticos) en todo esto?

La pregunta del millón para cualquier aficionado sería qué narices tienen que ver los Inhumanos con los X-Men y por qué diablos una editorial que es propietaria de los derechos de ambos personajes decidiría darle más “cariño” a unos que a otros. La respuesta, como muchas de las decisiones que parece estar tomando Marvel durante los últimos años tendría una respuesta que podríamos resumir en: las pantallas.

inhumanos

Las películas de superhéroes y, en menor medida, las series de televisión, se han revelado como un método infalible para alcanzar al público masivo al que los tebeos de toda la vida parecen no poder llegar desde hace décadas. Los blockbusters protagonizados por los Vengadores han hecho más por la popularidad de estos personajes que décadas de cómics mensuales, generando dinero en forma de espectadores pero también de licencias y, claro, de merchandising.

Ahí surge la dicotomía actualmente existente entre películas que forman parte del Universo Marvel (porque están protagonizadas por personajes de la editorial) y las películas que forman parte del Universo Cinemático Marvel (que son las producidas por Marvel Studios). Los derechos cinematográficos de los ‘Cuatro Fantásticos’ y los ‘X-Men’ y demás mutantes están en manos de 20th Century Fox desde antes que Marvel Studios (y, por ende, Disney) pegase el gran pelotazo con los Vengadores.

Desde que Marvel decidiese producir sus propias películas, la patata caliente ha sido recuperar los derechos de los personajes que había cedido a otras productoras, es decir, Spider-man, que estaba en manos de Sony, y mutantes y 4F, en poder de la Fox. Con Spider-man, Marvel alcanzó un acuerdo concreto con Sony que, por ahora ha supuesto que la versión encarnada por Tom Holland SÍ esté incluida dentro del Universo Cinemático Marvel.

Desde que Marvel decidiese producir sus propias películas, la patata caliente ha sido recuperar los derechos de los personajes que había cedido a otras productoras

Por eso, por ejemplo, vimos a Spider-man en ‘Capitán América: Civil War’ o a Iron Man en ‘Spider-man: Homecoming’. Pese a que está por ver qué pasará con el Spider-verse de Sony sabemos que Marvel Studios producirá la próxima película del Trepamuros y que el personaje aparecerá en las dos próximas películas de los Vengadores.

Con 20th Century Fox, al menos por el momento, las cosas pintan muy diferentes. Por una parte, las primeras películas protagonizadas por los Cuatro Fantásticos no fueron ninguna maravilla y el desastroso reboot cinematográfico de la franquicia se ha topado de bruces con una estrategia sibilina y nunca admitida de manera abierta por parte de Marvel: cortar de sano con el núcleo base de espectadores superheroicos, los lectores de cómics.

Si bien es cierto que las ventas de la serie mensual hacía mucho tiempo que no eran para echar cohetes, no lo es menos que la editorial hacía mucho tiempo que no cuidaba como se esperaría a la familia de superpoderosos que durante muchos años fue su santo y seña.

Con todas las excusas a favor, aún se pudo encontrar a alguna que otra alma cándida a quien no le sorprendiese que, en las fechas en las que se estrenaba la nueva versión para la gran pantalla de los Cuatro Fantásticos, no hubiese una colección mensual de cómic que contase sus aventuras.

Muchos vieron que, negando el pan y la sal, cortando por lo sano con esa fanbase militante que empujase la promoción y éxito de la película, Marvel buscaba recuperar a Reed Richards y compañía a coste cero de las manos de una Fox cansada de perder dinero con películas de gran presupuesto y pobres resultados.

La ausencia en las estanterías de las tiendas de cómics de una serie del primer gran supergrupo marveliano, algo que había ocurrido de manera prácticamente ininterrumpida entre 1961 y 2015, sigue siendo, se mire por donde se mire, una decisión polémica y, sobre todo, una anomalía tremenda.

El reverso llega con los X-Men, la Patrulla-X para los más veteranos del lugar. Éxito incontestable en el ámbito del cómic desde la longeva y definitoria etapa guionizada por el británico Chris Claremont y claros dominadores de la década de los noventa, los ‘X-Men’ de Bryan Singer fueron la primera saga cinematográfica que hizo vislumbrar el verdadero potencial de los superhéroes como futuros dominadores del blockbuster de acción y aventuras.

Un director de renombre, actores de primera fila y una combinación bien ponderada de respeto por el material original y aportaciones necesarias para el nuevo medio convirtieron a las dos primeras películas de la saga en una auténtica locomotora que despertó un interés inusitado en llevar a los superhéroes a la gran pantalla.

Pese a los altibajos y a la considerable ampliación del campo de batalla, la franquicia mutante no muestra señales de flaqueza, con la reinvención de la saga principal defendiéndose con dignidad (su última entrega, ‘X-Men: Apocalipsis’, es de 2016). Además, los spinoffs de la familia han dado lugar a taquillazos inesperados (‘Deadpool’), coqueteos con el cine de autor (‘Logan’) e incluso series de culto (‘Legión’).

inhumans

Con este panorama, es más que evidente que, salvo que haya un tremendo cataclismo, 20th Century Fox tiene cuerda mutante para rato. Marvel, tras el arrollador éxito en cines de todo el mundo de unos underdogs como los ‘Guardianes de la Galaxia’ prepara la revancha de los segundones.

Salvo que haya un tremendo cataclismo, 20th Century Fox tiene cuerda mutante para rato

Si sus primeros espadas están en manos ajenas, habrá que recurrir, literalmente, al plan B, echando mano de algunos de los más de 5.000 personajes que forman parte del catálogo marveliano. Los Inhumanos, al fin y al cabo, no dejan de ser mutantes sui generis, humanos que han logrado sus poderes a las nieblas terrígenas, y comparten con Lobezno y compañía más de un leiv motiv.

No se pierde nada por intentar catapultarlos como los nuevos antihéroes, como la generación más reciente y moderna de superpoderosos proscritos de la Casa de las Ideas. Así, la maxisaga ‘Secret Wars‘ sirve como punto de partida para la el asalto a los cielos de la familia Inhumana, que culminaría con una saga Inhumanos vs X-Men cuyo título lo dice todo sobre las intenciones de la editorial.

El mismo año en que Marvel publica ‘Secret Wars’, por cierto, una de sus “fotos de familia” es este banner que podéis ver más arriba, repleto de personajes en los que faltan, significativamente, tanto los ‘X-Men’ como los ‘Cuatro Fantásticos.

De este modo, las dudas y críticas dirigidas hacia la serie de los Inhumanos (que, no lo olvidemos, iba a ser inicialmente una película plantean interesantes preguntas sobre la hoja de ruta de Marvel para Rayo Negro y el resto de la Familia Real Inhumana.

Lecturas Recomendadas

También te recomendamos

Sony confirma la fecha de estreno de la película de Venom: el supervillano aparecerá en la gran pantalla en 2018

Los nuevos equipos españoles de eSports que quieren ser el futuro campeón

'The Defenders', los superhéroes de Netflix y Marvel estrenan nuevo teaser con todo y fecha de estreno


La noticia Por qué Marvel quiere que los Inhumanos sean sus nuevos X-Men fue publicada originalmente en Xataka por Alex Serrano .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *