Olrait Diario

Lo de Cataluña ya no es ni preocupante, sino más bien… raro

Sería una postura muy sensata. Ante un juego de politiqueo con tantos actores y tantas variables, donde la cuerda se tensa por motivos tanto estratégicos como emocionales por parte de ambos bandos, muchos opinarán que Cataluña ha entrado en una dimensión desconocida donde nadie es capaz de lanzar un análisis predictivo ya no de lo que va a pasar, sino de lo que está pasando.

De la crispación en el balcón

Las primeras señales de la perturbación que se estaban produciendo a nivel psíquico las encontramos en las fachadas. Vecindarios, hogares que deciden proclamar a los cuatro vientos su postura ante el conflicto catalán con delirantes resultados.

A la rivalidad en los tendales

Como sabemos, el desafío soberanista está conmoviendo personalmente a españoles de otras regiones de España. Y en A Coruña la guerra de tendales ha dejado esta imagen.

Cuando llegamos al todo vale

El momento en el que sentimos que hemos de preocuparnos por la salud de los residentes de los bloques del país llega cuando las opciones del blasón empiezan a tomar tintes fantásticos.

La nación anime

Esto es lo que estáis consiguiendo.

Y cuando nos hemos dado ya demasiadas vueltas

Avanza el tiempo y empiezan a salir combinaciones aún más locas y desviadas del tema original del procés. Parece que, una vez abierto el cuestionamiento a nuestros modelos territoriales y políticos, la cosa se está yendo de madre.

El rey del altavoz está en Badalona

Aunque la gran explosión de desquicie comunitario nos llega de Badalona, cuando un señor ha acallado a todos sus vecinos caceroleros sound system en mano y posiblemente saltándose las limitaciones acústicas de un concierto de heavy metal haciendo saber a todo el mundo quién es Manolo Escobar.

Sin frenos

Ante la necesidad de un mediador en el conflicto, es posible que nuestras mentes se vayan enturbiando en una decisión del candidato idóneo de difícil resolución. ¿El arzobispo de Madrid, como desearía Pablo Iglesias? ¿Un Buenafuente o un Pablo Motos? La periodista Susanna Griso, invitándolo en directo a su programa, apuntaba como posible figura de negociación a una figura que difícilmente podrá caer mal a nadie. Nuestro hombre es Manolo. Manolo el del Bombo.

Perros que hablan: ¿realidad o manipulación?

En cualquier caso la intoxicación mental se ha manifestado en diversas ocasiones durante estos días en la cadena de Antena 3. Quizás el mejor momento haya sido la aparición del pastor alemán patriota. “Yo no entiendo qué está pasando”, entrecomillaban los de Mediaset en su titular en la peor muestra de periodismo ideológico. Nadie entiende lo que está pasando, perrito. Nosotros tampoco.

Berlanga no lo vio venir

Los tintes tróspidos que hemos visto hasta ahora palidecen ante los que nos han conseguido ya de facto introducirnos en una Tierra 2 en la que Bizarro podría ser el nuevo presidente de España: el ejército oficial de esta nueva nación serán los cajeros y reponedores de Frutas Montijo S.L, que han tenido a bien ayer por la mañana hacer una jura de bandera y demostrar no ya dar lo mejor de sí como fruteros a su empresa, sino a su país. Jaque mate, independentistas.

Cuando ya no podemos más

Y por supuesto, cuando abres una veda el resultado acaba siendo el desconcierto, el sindiós, una torre de Babel desmoronándose sobre todos nosotros, pecadores. Los catalanes lo empezaron y esto ya no lo termina ni el separatismo extremeño.

Que acabe todo esto de una vez, por Dios

Aquí ya sí que sí, no son imaginaciones tuyas y nos hemos vuelto locos del todo. Eso de ahí es la gente de Hazteoir que no ha visto forma más adecuada de manifestarse que disfrazarse de gallos y gallinas para exigirle respuestas más testosterónicas a Rajoy. Esto es una cosa de ya no entenderse nada y estar terminando con todo lo que nos hace seres racionales.

Como nos dice un compañero de redacción catalán, “echo de menos los días mediocres”. Por favor, recobremos la calma. Ya ni por la unidad en España sino por la simple paz mental.


La noticia Lo de Cataluña ya no es ni preocupante, sino más bien… raro fue publicada originalmente en Magnet por Esther Miguel Trula .